Monthly Archives: Diciembre 2017

Entrevista a Jean Tirole: “Hay que proteger al trabajador, no al empleo”

Un día, el economista francés Jean Tirole salió a la calle y la gente empezó a pararle en todas las esquinas. “Por favor, necesitamos un libro de economía que podamos entender”, le imploraban como si fuera un Mesías. Tirole había recibido en esos días el Premio Nobel de Economía (2014). Entonces decidió escribir un libro para el gran público. Le salió uno de 577 páginas que ha sido un éxito en Francia. Se titula La economía del bien común. Ahora se ha lanzado en España con la editorial Taurus. El libro se presentó en la Fundación Rafael del Pino de Madrid, donde tuvo lugar esta entrevista.

¿Y qué es la economía del bien común? “La economía no está ni al servicio de la propiedad privada y los intereses individuales, ni de los que querrían utilizar al Estado para imponer sus valores”, dice Tirole al comienzo del libro. “La economía está al servicio del bien común para lograr un mundo mejor“. Punto.
Tirole, nacido en Troyes en 1953, se graduó como ingeniero en la Escuela Politécnica de París, y luego obtuvo un doctorado en matemáticas en la Universidad París-Dauphine. Pero su gran empujón lo recibió cuando se fue a EEUU a estudiar al Massachusetts Institute of Technology (MIT), donde salió en 1981 con un doctorado en Ciencias Económicas. El libro explica al gran público parte de los trabajos que le hicieron ganar el Nobel. ¿Por qué la economía es tan difícil de entender? ¿Cuáles son los límites del mercado? ¿Por qué algunas medidas sociales tienen un reverso tenebroso? ¿Cuáles son los desafíos de las nuevas tecnologías? ¿Cuándo se debe parar los pies al Estado?

P: ¿Alguien le dio consejos para escribir para todos los públicos?
R: Es la primera vez que escribo para grandes audiencias. Yo había escrito para políticos, o expertos como economistas o empresas. El problema es que hablamos con jerga académica, y el inconveniente era producir algo que la gente pudiera entender, porque siempre damos las cosas por supuestas.
P: ¿No es esa postura parte de su idea de bien común?
R: Sí. Es importante extender nuestro conocimiento.
P: Usted dice en el libro que uno de los problemas de la crisis de 2008 fue que los economistas no informaron bien a la gente.
R: Por ejemplo, en España había una burbuja financiera y había expertos que lo sabían. El Banco de España lo avisó. Pero no fueron capaces de hacerlo entender a las grandes audiencias.
P: Usted empieza el libro hablando de los sesgos cognitivos, es decir, cómo nuestros razonamientos económicos están influidos por prejuicios ocultos.
R: Si no entendemos los sesgos cognitivos, será difícil comprender por qué la gente hace ciertas cosas: por qué postergamos nuestros deberes (procrastinar), o lo relativo al consumo de alcohol, los ahorros…
P: ¿Fue el Brexit un sesgo cognitivo?
R: No. Fue un caso claro de información imperfecta. Les hicieron creer a los británicos que lo harían mejor con el Brexit que sin el BrexitTenían una idea equivocada sobre lo que se ahorrarían si no aportaban nada al presupuesto de la UE. Y que el proteccionismo les beneficiaría.
P: Y que los inmigrantes les robaban el trabajo…
R: Mire: los inmigrantes no roban el trabajo. La gente no lo entiende porque cree que hay una cantidad limitada de empleo. A corto plazo, puede ser que haya una cantidad limitada de empleo, al igual que a corto plazo hay una cantidad limitada de libros. Pero, los países que tienen inmigrantes, no poseen un alto nivel de paro. EEUU, Escandinavia, Gran Bretaña y Alemania tienen muchos inmigrantes y bajas tasas de desempleo.
P: Resuélvame un enigma: ¿cómo es posible que muchos trabajadores norteamericanos crean que Trump les devolverá el empleo, cuando en ese país casi no hay desempleo,
R: Porque hay parte de EEUU que se ha vuelto muy rica y con elevados ingresos, pero los pobres sólo han tenido un incremento salarial del 6% en muchos años. La globalización ha hecho más rica a EEUU en general, pero ha sido desigual. Si alguien pierde su puesto de trabajo en el Medio Oeste, no va a encontrar un empleo parecido en un entorno parecido, sino que se tiene que trasladar a otro sitio, y cambiar de empleo. Eso ha creado descontento. Trump ha explotado ese descontento, ofreciendo las soluciones equivocadas.
P: La película Gran Torino, de Clint Eastwood, retrata a un trabajador retirado de Ford que se siente amenazado por los inmigrantes. ¿No le parece un retrato de EEUU?
R: Cierto. Cada país tiene sus propias películas sobre ese fenómeno. En Francia es La Loi du Marché [La ley del mercado]. Ganó un premio en Cannes. Es un desempleado que encuentra trabajo en un supermercado, pero en realidad ese empleo no se ajusta a sus capacidades, y se pelea con el jefe. Películas como esas reflejan lo que la gente ha sufrido con la evolución de la economía. Es una realidad. Yo soy partidario de la globalización, porque ha sido buena en general, pero no hemos prestado suficiente atención a los perdedores de esa globalización. Y los populistas lo están explotando de una manera equivocada.
P: En España hay nuevos partidos que lo están explotando.
R: España ha sufrido mucho la crisis económica. La gente hace bien en quejarse, pero no tanto en escoger las medidas adecuadas.
P: ¿Y qué le parece la crisis de Venezuela?
R: Venezuela es exactamente la forma más equivocada de hacer las cosas. Debería ser un país muy rico pues tienen las mayores reservas de petróleo del mundo, y es un país relativamente pequeño con 30 millones de habitantes.
P: Noruega tiene petróleo, es pequeña, pero es muy rica. Venezuela, no: ¿por qué?
R: Porque si usted escoge las políticas equivocadas puede empobrecer el país. Eso sucede con Corea del Norte y Sur. Sucedió con Alemania del Este y del Oeste. No es una diferencia de ingresos del 10% entre uno y otro. Es una diferencia bestial. En Francia hay gente que piensa que Venezuela es un modelo, y eso me extraña: no saben lo que realmente pasa allí. No ven lo que está detrás del telón.
P: En su libro habla sobre el impacto de la tecnología en el empleo. Si yo fuera un taxista, ¿me recomendaría Uber
R: Eso se va a quedar obsoleto muy pronto debido a la llegada de los coches autónomos. De aquí a 10 años, creo que no habrá taxis. Si eres taxista, hay dos formas de reaccionar ante Uber. O tratas de competir con Uber y ser más eficiente -y es lo que tratan de hacer los taxistas en París-, o bien bloqueas las calles sin cambiar tus costumbres -que es lo que están haciendo en Toulouse-. Me gusta el servicio de Uber porque es muy bueno. Claro que hay que nivelar algunas cosas con los taxis, como tener el mismo régimen de cotizaciones a la Seguridad Social. Pero es verdad que el servicio de taxis en Francia es muy malo, caro, de baja calidad y algunos te engañan.
P: ¿Qué pregunta debemos hacernos ante todo eso?
R: La pregunta crucial es cómo la economía digital va a cambiar tu trabajo y el mundo. Está cambiando todo. Tu empleo y el mío. Eso no es nuevo. Siempre ha habido una preocupación por el impacto de la tecnología en el empleo. Pero, antes, ese impacto era relativamente lento. Ahora es que lo hace muy rápidamente.
P: ¿Exponencialmente?
R: Sí: los trabajos están cambiando muy rápidamente. Por ejemplo, con la genética, los tests de sangre y las computadoras, vamos a tener diagnósticos médicos muy precisos. ¿Cómo va a ser el empleo del médico en 10 años? Completamente diferente. El trabajo de un profesor va a ser diferente. Quizá yo pierda mi trabajo como profesor en cinco o 10 años. Tenemos que prepararnos. Y aquí es donde surgen las soluciones buenas y malas. La mala es tratar de proteger los empleos. Como digo en mi libro, hay que proteger a los trabajadores, no a los empleos. Hay que proteger a la gente. Porque los empleos van a cambiar en el futuro. Hay que proteger a los trabajadores dándoles seguridad social, por supuesto, y además entrenamiento, educación… Creo que no invertimos lo suficiente en educación. Hay que tener una formación permanente, para que la gente aprenda nuevas habilidades. Y las tenemos que aprender todo el tiempo.
P: Si yo fuera un estudiante, ¿qué me recomendaría?
R: La educación también va a cambiar. Tendremos que enseñar a la gente cómo aprender más, y quizá no darles tanto conocimiento. En la Wikipedia ya puedes encontrar conocimiento. Incluso un médico con determinado software puede aprender genética y hacer tests. El conocimiento es algo menos importante, porque ya es accesible a todo el mundo inmediatamente a través de los ordenadores. Pensar es más importante. La manera en que pensamos, la manera en que adaptamos nuestro conocimiento para crear nuevas habilidades, es más importante. Tendremos que reentrenarnos todo el tiempo. No es fácil
P: ¿Me está diciendo que hay que aprender cómo aprender?
R: Hasta los profesores van a tener que adaptarse a esta tendencia. Cuando doy clase, trato de no darles a los estudiantes mucho conocimiento porque eso ya lo obtienen de los libros y de los artículos. Trato de decirles. “He aquí una situación: ¿qué piensas de eso? ¿Qué piensas de esa medida?”.
P: Como Sócrates. Ayudarles a pensar.
R: Les digo: “¿Cómo te enfrentas a este problema? ¿Qué se te ocurre?”. Eso es mucho más difícil que transmitir conocimiento. Enseñar conocimiento es muy fácil pues basta con que les leas tus papeles en clase. Pero, créame: no es nada fácil enseñar cómo pensar. Los profesores no están preparados para eso, pero es muy importante
P: ¿Y las consecuencias buenas de la tecnología?
R: A escala global, vamos a ser más ricos, con mejores servicios sanitarios, vamos a vivir más… Piense en los motores de búsqueda, los GPS de Waze, internet en general. Vamos a tener mejor tecnología que nos va a ayudar a combatir el envejecimiento y va a lograr el incremento de la riqueza en general. Pero habrá consecuencias con las que vamos a tener que lidiar: una de ellas es que se va a incrementar la desigualdad. Tanto dentro de los países, como entre países. Dentro de los países porque habrá una mayor demanda de las personas preparadas. Y entre los países, porque el talento se mueve de un país a otro. Eso es algo preocupante. Si se fija en las grandes nuevas firmas -Google, Apple, Microsoft-, todas ellas son inmensamente ricas, y con empleados ricos: el salario medio en Facebook es de dos millones de dólares al año. Y están todas en EEUU. Los que inventan cosas en otros países, hablan inglés y son globales. El peligro es que toda esa creatividad e innovación vaya a irse a unos pocos países.
P: ¿Ha recibido presiones de partidos o instituciones para alistarse?
R: Tengo claro que no voy a entrar en eso. En las elecciones de Francia suscribí una carta contra el populismo [se refiere contra Marine Le Pen]. Pero quiero permanecer aparte de la política, sea de derechas o izquierdas [Tirole no quiso hablar del programa de Macron]. Puedo dar consejos de forma privada, pero no apoyarles. Eso lo digo en el libro: no quiero ser alguien que apoye a algo. Sólo hablo de economía. Mi papel consiste en explicar. Es difícil porque si usted habla de economía, y si la derecha o la izquierda no están de acuerdo, eso significa que usted está a favor de ciertos políticos. Yo no participo en actos. Tengo mis valores como cualquier otro. Soy un economista y quiero permanecer en ese puesto.
P: ¿E independiente?
R: Independiente. Porque eso te da más poder.
P: Creo haber entendido en su libro que los desarrolladores hacen programas de códigos abiertos, porque son unos egoístas ya que, en el fondo, lo hacen para ser conocidos y ser contratados.
R: No me refiero a que sean egoístas de esa forma, sino que responden a incentivos. Muchos son verdaderamente generosos y quieren trabajar para el bien común. El otro incentivo es que sobresalen, porque al final esos programadores que ceden sus códigos son buenos programadores y al final son contratados en empresas como Google o Microsoft. Ese es el altruismo al que me refiero. Y por último, la imagen. Todos queremos ser vistos por los demás como buena gente, generosos, inteligentes… Todos reaccionamos a incentivos.

Jean Tirole

En 2014 le concedieron el nobel de economía

Estado civil: casado con Nathalie y padre de tres hijos

Edad: 63 años

Lugar de nacimiento: Troyes (francia)

Libro: ‘Pensar rápido, pensar despacio’, de Daniel Kahneman (editorial Debate).

Película: ‘La Loi du marché’ (La ley del mercado), de Stéphane Brizé

Proyecto de vida: divulgar economía

Ajuste Fiscal Post Crisis

La crisis financiera que comenzó en el verano de 2007, y se transformó en una aguda crisis económica mundial en el otoño de 2008, provocó una respuesta política masiva. Los gobiernos y los bancos centrales se embarcaron en estímulos monetarios y fiscales discrecionales. Tradicionalmente, el debate sobre política fiscal versus política monetaria se centró en la efectividad relativa de estos instrumentos. Sin embargo, otra cuestión importante, aunque menos debatida, es la capacidad que tienen los gobiernos de retrotraer el incremento del gasto público una vez finalizada la crisis. Esto es, una vez que las economías se recuperan, ¿se observan bajas importantes en el gasto real, o más bien este ajusta gradualmente su peso en la economía al nivel de pre-crisis como resultado de la recuperación económica?

En esta entrada voy a analizar, en forma descriptiva, la evolución del gasto real, su peso sobre el producto, la presión tributaria, el déficit fiscal y la deuda pública en relación al producto para un conjunto de países de la OECD durante la crisis de 2008 y los años posteriores.

Consideremos primero el caso de Estados Unidos. En cada caso estudiado presentamos las siguientes series: El panel izquierdo superior muestra el PBI real; el panel izquierdo inferior muestra el gasto público real; el panel derecho superior muestra el gasto en relación al producto, la presión tributaria (eje izquierdo) y el déficit fiscal en relación al producto (eje derecho). Finalmente, el panel derecho inferior muestra la deuda del gobierno en relación al producto bruto interno.

Figura 1: Estados Unidos

Para Estados Unidos, se ve claramente que la economía se desacelera en 2008 y se contrae en 2009, para retomar luego su trayectoria de crecimiento. Entre 2007 y 2009, el gasto real crece fuertemente, y desde 2010 baja muy suavemente. En el panel derecho superior, vemos que el gasto sobre el producto crece fuerte en los años de recesión y crisis, para volver a bajar, gradual, pero significativamente desde entonces. Esto es, el peso del gasto en la economía baja post-crisis principalmente como resultado del crecimiento y no de retrotraer fuertemente el gasto real total. Durante la crisis, también cae fuertemente la presión tributaria. La combinación de estos dos fenómenos da como resultado un incremento muy fuerte del déficit fiscal, y de la deuda del gobierno en relación al producto (panel derecho inferior). Vemos, también, que gradualmente se recupera la presión tributaria y el déficit fiscal vuelve a bajar, aunque en 2014 aún era mayor al nivel que tenía pre-crisis. La deuda, sin embargo, todavía no ha comenzado a bajar como resultado de la recuperación económica.

La Figura 2 muestra exactamente el mismo patrón de comportamiento para todas estas series en los Países Bajos. Lo mismo se observa en las Figuras 3 a 6 para el Reino Unido, Austria, Alemania y Dinamarca.

Figura 2: Países Bajos


 Figura 3: Reino Unido

Figura 4: Austria

Figura 5: Alemania

Figura 6: Dinamarca

El caso de Francia es un tanto diferente pues la suba del gasto real durante la crisis no es tan fuerte, aunque luego continúa creciendo hasta 2014 inclusive. La suba del gasto en relación al producto durante la crisis sí es significativa; observamos también que luego de la crisis el gasto se mantiene elevado y aún no muestra una tendencia decreciente. El déficit fiscal en relación al producto se recupera parcialmente gracias a una suba pronunciada de la presión tributaria a partir de 2010.

Figura 7: Francia

España, a su vez, también muestra una diferencia: Hasta 2014, su economía no se había recuperado de la crisis, y por lo tanto, el gasto sobre el producto, incluso en 2014, se mantenía en los niveles alcanzados en 2009.

Figura 8: España

 

En conclusión, entonces, vemos que, en términos generales, las economías respondieron a la crisis de 2008 aumentando el gasto público real significativamente, y siempre incrementaron el gasto en relación al producto, y el déficit fiscal. Luego, gradualmente, mantuvieron o bajaron solo muy levemente el nivel de gasto real, pero cuando crecieron, bajaron significativamente el gasto sobre el producto y el déficit fiscal. El gasto público parece entonces bastante persistente, y esto debe ser tenido en cuenta cuando se evalúa la conveniencia de utilizar el nivel de gasto público como política de estabilización.

***

Nota del editor: Sebastian Galiani es Secretario de Política Económica de la Nación Argentina.

Francisco D'Agostino

Delaware recompensa la innovación

Si su empresa de Delaware se dedica a la investigación y desarrollo, usted es elegible para uno de los programas de crédito tributario de I+D más generosos del país.

A partir del 1 de enero de 2017, compañías de Delaware que califican para crédito tributario federal de investigación y desarrollo también son elegibles para el crédito fiscal de I + D mejorado del Estado. Conforme a la nueva ley, recibirá un reembolso de impuestos si la porción de su crédito federal de I + D de Delaware R & D excede su obligación tributaria de Delaware. Además, ya no existe un límite de gasto anual establecido por el Estado, por lo que su empresa recibe el monto total del crédito elegible.

El nuevo programa demuestra el compromiso de Delaware de desarrollar una economía centrada en los innovadores de vanguardia, y proporcionar el apoye las necesidades de su negocio para crecer y tener éxito.

“El nuevo y expansivo crédito tributario de I + D está diseñado para llevar empresas innovadoras a Delaware para que hagan su I & D aquí, especialmente pequeñas y medianas empresas con ingresos de menos de $ 20 millones “, Explica Rick Geisenberger, Secretario de Finanzas de Delaware.

“Reconocemos la importancia de estas empresas de vanguardia para la economía de Delaware, y hemos creado esta legislación para proporcionar el apoyo que necesitan para competir”.

Proceso sencillo, rendimiento significativo

¿Cómo funciona? ¿nuevo trabajo de crédito fiscal de I + D? Los criterios para el crédito reflejan el crédito tributario federal de I + D, sin requisitos adicionales. Cualquier compañía que califica para el crédito federal y lleva a cabo I + D en Delaware automáticamente califica para el crédito fiscal de Delaware.

El crédito de Delaware es el 50 por ciento del crédito federal correspondiente. Eso significa que si su empresa es elegible para un crédito tributario federal de I + D de $ 100,000, usted es elegible para un crédito fiscal de $ 50,000 en Delaware, siempre que toda su actividad de I + D se realice aquí en el estado.

Además, el crédito fiscal es reintegrable. Por lo tanto, si el crédito fiscal de I + D de Delaware de su empresa excede su obligación tributaria de Delaware, recibirá un reembolso del Estado por la diferencia.

Oportunidades excepcionales para pequeñas empresas

Si su negocio genera ingresos brutos anuales de menos de $ 20 millones, el nuevo crédito le brinda una oportunidad excepcional para optimizar la inversión en I + D. Su empresa recibe el 100 por ciento (en lugar del 50 por ciento) del crédito federal correspondiente. Además, según la nueva ley, puede aplicar el crédito tributario para recibir un reembolso incluso si no tiene ingresos.

En el pasado, las compañías que todavía no obtenían ganancias no solían solicitar el crédito federal de I + D, porque tenían ninguna obligación tributaria federal y el crédito federal no es reembolsable. Con el cambio a la política de crédito fiscal de I + D de Delaware, tiene una razón para solicitar el crédito, porque puede obtener un reembolso de su inversión en I + D en forma de un reembolso fiscal estatal.

Este es un ejemplo de cómo su empresa puede beneficiarse del nuevo programa de crédito fiscal:

  • Tiene ingresos brutos anuales de menos de $ 20 millones.
  • Califica para un crédito tributario de Delaware de $ 100,000 en actividades elegibles de I + D de Delaware .
  • No genera ganancias, por lo que no debe impuestos federales o estatales.
  • Presenta su declaración de impuestos de Delaware y adjunta el formulario de Delaware 2070AC completado y el formulario federal 6765
  • . Obtiene $ 100,000. cheque de reembolso del estado.

“Los ahorros no solo son esenciales para alimentar la innovación, los créditos también pueden ayudar a las empresas a atraer inversores y aumentar su valor general”.

Azarga Uranium anuncia cambios su administración

Se espera que ciertos miembros de la Compañía (los “Insiders de Compras”) adquieran Unidades de conformidad con el Financiamiento. Conforme al Instrumento Multilateral 61-101 – Protección de Titulares de Valores Minoritarios en Transacciones Especiales (“MI 61-101”), una compra por los Insiders de Compras sería una “transacción con partes relacionadas”. La Compañía está exenta de los requisitos para obtener una valuación formal o la aprobación de accionistas minoritarios en relación con el Financiamiento en dependencia de las secciones 5.5 (a) y 5.7 (a), respectivamente, de MI 61-101, ya que ni el valor justo de mercado de los valores recibidos por dichas partes ni los ingresos por tales valores recibidos por la Compañía exceden el 25% de la capitalización bursátil de la Compañía calculada de acuerdo con MI 61-101.

Además, se espera que un miembro de la Compañía venda 1,000,000 acciones comunes negociables de la Compañía a un tercero independiente y suscribirse para 1,000,000 Unidades en el Financiamiento (la “Transacción”). La emisión de Warrants a la información privilegiada perteneciente a la Transacción estará sujeta a la aprobación desinteresada de los accionistas, además de la aprobación de la TSX.

Acerca de Azarga Uranium Corp.

Azarga Uranium es una compañía integrada de exploración y desarrollo de uranio que controla seis proyectos de uranio, depósitos y prospectos en los Estados Unidos de América (Dakota del Sur, Wyoming y Colorado) y la República Kirguisa. El proyecto de uranio de recuperación in situ Dewey Burdock en Dakota del Sur (el “Proyecto Dewey Burdock”), que es la prioridad de desarrollo inicial de la compañía, recibió su Licencia de Comisión Regulatoria Nuclear y el Proyecto de Control de Inyección Subterránea Clase III y Clase V (“UIC”) ) permisos de la Agencia de Protección Ambiental (“EPA”) y la Compañía está en proceso de completar otras aprobaciones de permisos reguladores necesarios para la construcción del Proyecto Dewey Burdock, incluyendo los permisos finales Clase III y Clase UIC de la EPA.

Este comunicado de prensa no constituye una oferta de venta o una solicitud de una oferta para comprar cualquiera de los valores en los Estados Unidos. Los valores no han sido ni serán registrados bajo la Ley de Valores de los Estados Unidos de 1933, según enmendada (la “Ley de Valores de los EE. UU.”) Ni ninguna ley estatal de valores, y no podrán ofrecerse o venderse dentro de los Estados Unidos o a registrada bajo la US Securities Act y las leyes de valores estatales aplicables o una exención de dicho registro está disponible.

Ciertas declaraciones en este comunicado de prensa son declaraciones prospectivas, que reflejan las expectativas de la gerencia con respecto a su divulgación y enmiendas a la misma. Las declaraciones prospectivas consisten en declaraciones que no son puramente históricas, incluidas declaraciones sobre creencias, planes, expectativas o intenciones con respecto al futuro. Dichas declaraciones pueden incluir, entre otras, declaraciones con respecto a los esfuerzos continuos de la Compañía para obtener todas las autorizaciones reglamentarias más importantes necesarias para la construcción del Proyecto Dewey Burdock, incluyendo los permisos finales Clase III y Clase UIC de la EPA, la capacidad de la Compañía para recaudar $ 750,000 del Financiamiento, el uso de los fondos del Financiamiento, la capacidad de la Compañía para obtener la aprobación del Financiamiento del TSX, los honorarios del buscador a pagar en una porción del Financiamiento, los Ejecutivos de Compras que participan en el Financiamiento y el Transacción que se está ejecutando. Dichas declaraciones están sujetas a riesgos e incertidumbres que pueden causar que los resultados, el desempeño o los desarrollos reales difieran materialmente de los contenidos en las declaraciones.

No se puede garantizar que se produzca alguno de los eventos anticipados por las declaraciones prospectivas o, en caso de que ocurran, los beneficios que la Compañía obtendrá de ellos. Estas declaraciones prospectivas reflejan los puntos de vista actuales de la administración y se basan en ciertas expectativas, estimaciones y suposiciones, que pueden ser incorrectas.

Estas declaraciones prospectivas se realizan a partir de la fecha de este comunicado de prensa y, salvo lo requerido por las leyes de valores aplicables, la Compañía no asume ninguna obligación de actualizar estas declaraciones prospectivas, ni de actualizar las razones por las que los resultados reales difieren de los proyectados. en las declaraciones prospectivas. Información adicional sobre estos y otros supuestos, riesgos e incertidumbres se establecen en la sección “Riesgos e incertidumbres” en los MD & A más recientes de la compañía presentados a los reguladores de seguridad canadienses.

Francisco D'Agostino

Go Global en viaje de negocios

¿Sabía que Singapur y Malasia se encuentran entre los lugares más fáciles para hacer negocios en el mundo? ¡La cultura empresarial de ambos países es sofisticada y hablan inglés!

El equipo de Global Delaware se dirige a Singapur y Malasia en abril, ¡y lo invitamos a unirse a nosotros! Los viajes de negocios internacionales con Global Delaware brindan una excelente oportunidad para reunirse cara a cara con distribuidores y clientes potenciales, todo con la asistencia de experimentados expertos en comercio global.

La reunión con posibles clientes cara a cara es fundamental para establecer nuevos relaciones comerciales en todo el mundo. Permítanos ayudarle a hacer los contactos correctos en el sudeste asiático y lograr nuevas ventas de exportación!

Singapur tiene uno de los acuerdos de libre comercio más exitosos que se haya registrado, y el costo de importación es muy bajo en comparación con otros países. Esto le da a las compañías y productos de Delaware una ventaja competitiva. Existen grandes oportunidades para las empresas que ofrecen equipos ambientales y automatización industrial. La industria de la salud tiene una gran demanda de dispositivos médicos, equipos de laboratorio y científicos, investigación médica y servicios educativos.

Información rápida sobre la industria de la salud en Singapur:

  • Singapur es conocido por tener el mejor sistema de salud en Asia.
  • 8 de las 10 principales compañías farmacéuticas del mundo tienen operaciones en Singapur.
  • La nación es el hogar de la las dos mejores universidades de Asia y 7.000 investigadores y 50 empresas de I + D.

¿Por qué Malasia?

En Malasia, la demanda de productos y recursos de refinería / petroquímica está en aumento. Además, la industria de la salud está creciendo rápidamente, específicamente en los mercados de dispositivos médicos y farmacéuticos. La industria farmacéutica por sí sola está creciendo un 8-10% anual. La producción farmacéutica genérica representa el 30% de la demanda de productos nacionales. Además, la nación se está convirtiendo rápidamente en la base mundial de productos farmacéuticos halal.

En 2015, las importaciones de dispositivos médicos de los EE. UU. Sumaron $ 5.3 mil millones, lo que representa el 20.8% del mercado de importación. El gobierno de Malasia prevé un alto crecimiento para dispositivos médicos y productos relacionados en su plan estratégico hasta 2020.

Detalles y costo del viaje:

Global Delaware se compromete a proporcionar a las pequeñas y medianas empresas del estado un viaje de negocios exitoso.

Su participación en el viaje incluye:

  • Asistencia del representante comercial del Estado de Delaware, Sarath Menon en el país y el equipo Global Delaware.
  • Traducción de presentaciones de ventas y materiales (si necesario) y transporte e intérpretes dentro del país en el viaje.
  • Sesión de preparación, información en el país y apoyo de seguimiento después del viaje.

“Estos viajes con Global Delaware pueden ser verdaderos cambiadores de juego. Cada viaje que hemos realizado nos ha proporcionado clientes potenciales, tanto clientes directos como asociaciones de distribución, y nos ha llevado a nuevos negocios en el extranjero “

– Tom Zawislak, B & W Tek

Aunque estos servicios son proporcionados por el Estado están valorados en $ 6,500 por compañía, son financiados por la SBA y el Estado de Delaware, sin costo alguno para las compañías participantes.

Una porción de los gastos de viaje puede incluso cubrirse con STEP Grant, un programa de la SBA que reembolsará hasta el 50 por ciento de todos los gastos de comercialización de exportación elegibles previamente y aprobados (hasta un máximo de $ 5,000).