Tag Archives: Francisco D’Agostino

Criptomonedas, cómo funciona esta inversión tecnológica

El término de criptomonedas se ha convertido en poco tiempo en el mundo de las finanzas como una de las palabras de moda o más usadas por la mayoría de los expertos en el área. Y es que para muchos es como volver a 1994, cuando el correo electrónico o Internet aún estaban en pleno auge.

Una gran mayoría de personas que cuentan o no con conocimientos en economía, están empezando a darse cuenta que el Bitcoin puede llegar a ser una mina de dinero. De acuerdo con el economista Francisco D’Agostino, comerciar e invertir con este tipo de monedas electrónicas, se ha transformado en algo muy novedoso, que aún no es tarde para incursionar en este mundo, pero dar con el modo exitoso de hacerlo resulta para muchos una tarea ardua.

Pero para dar una idea de lo que equivale realmente una de esas criptomonedas, por lo menos 1 bitcoin, que es una de las que actualmente es más popular, vale un alrededor de 7.500 dólares, teniendo en la última semana un precio que ha fluctuado entre un máximo de 7.681 y un mínimo de 4.430 dólares.

Sin embargo, muchas personas no saben muy bien cuáles son los pasos a seguir a la hora de invertir su dinero en lo que podría ser uno de los próximos avances tecnológicos de esta época, o simplemente siguen confundidos con todos esos conceptos. Por ello este artículo es la guía que necesitan para poder comprender esta nueva economía.

Fundamentos del negocio con criptomonedas

El economista Francisco D’Agostino así como otros especialistas en el área financiera, tienen un gran punto en común en lo referente a la inversión y comercio de las criptomonedas, explicando que es un negocio que cada vez se encuentra mucho más extendido a nivel mundial.

Y es que estos expertos indican que el significado como tal de invertir en este tipo de monedas virtuales, es sencillamente comprar una determinada cantidad de criptomonedas y esperar a que su valor aumente. Siendo un comercio similar al de las divisas tradicionales, pero en este caso los agentes manipulan divisas por internet.

Por lo que la gente está empezando cada vez más a interesarse por este comercio electrónico, y es que hace un par de años no eran muchos los que se atrevían a invertir en este negocio, pero en la actualidad existen muchos más usuarios que tienen bitcoins u otros tipos de monedas virtuales como ether, que es la criptomoneda de Ethereum.

Y como toda tendencia acreditada, estas personas van a ejercer una fuerza de atracción que hará que otras personas se vayan incorporando a este negocio, sin embargo esto es solo el comienzo de su evolución e incremento tan ingenioso.

En definitiva si una persona compra una criptomoneda con la expectativa de que su valor aumente, y así obtener beneficios al momento de venderla, se puede considerar como un verdadero inversor.

Mientras que, si lo que se quiere es intercambiar monedas virtuales, como por ejemplo, unos bitcoins por unos ethers, y con ello mantener el mayor valor posible en comparación con la fluctuación del mercado, es decir, como lo que sucede en la bolsa, esa persona está comerciando y es todo un agente.

Tipos de criptomonedas que se pueden adquirir

Actualmente existen miles de diferentes tipos de criptomonedas, unas con mayor o menor valor, así como de niveles de popularidad, sin embargo cada día surgen opciones nuevas. Pero entre toda esa cantidad de monedas virtuales que existen en el mercado, se presenta un modelo de criptomoneda que se destaca por ser una de las más rentables y una de las más extendidas globalmente, y esa es el bitcoin.

Bitcoin

Es definida como un tipo de moneda virtual creada y sostenida de manera electrónica, donde nadie la controla, está no se imprime como cualquier otra moneda, como los dólares o euros, ya que son generada por personas, inclusive cada vez son más los ordenadores y empresas a nivel mundial, que tienen la capacidad de solucionar problemas matemáticos.

El bitcoin fue la primera moneda digital y una de las más importantes en usar la tecnología en cadenas de bloques, eso quiere decir que se encuentra descentralizada, lo que hace que ninguna institución o persona la pueda manipular, y la verificación de sus transacciones y el rango de confiabilidad se basa en la interacción que tengan entre sí las personas involucradas.

En este punto el economista Francisco D’Agostino señala que esta primera gran criptomoneda se diseñó como una opción a las divisas tradicionales de billetes y monedas, sin tener ningún tipo de representación física, y que en principio solo iba a ser usada para efectuar compras por internet.

El creador del bitcoin fue el empresario Satoshi Nakamoto, que tenía como objetivo crear una divisa virtual que no pudiera ser manipulada por ningún banco, ni siquiera el banco central, en pocas palabras que estuviese completamente descentralizada, y es que inicialmente pretendía que esta criptomoneda sirviera como divisa, es decir, como una alternativa al dinero legal.

Por lo que poseer un bitcoin no implica tener algo físicamente, ya que es un sistema simple de contabilidad que puede ser útil como sustituto del sistema contable actual, que vendría siendo el del dinero físico.

Sin embargo, el riesgo principal a la hora de invertir y comerciar con monedas virtuales es lo volátil que pueden ser actualmente los mercados, así como los riesgos de seguridad que se tienen con lo referente a los monederos digitales, siendo el valor de las criptomonedas algo muy fluctuante con repentinas caídas y picos.

Francisco D’Agostino : ¿Qué es Economía?

Francisco D’Agostino

“Economía” a menudo se llama la ciencia dismal – que estudia el trade-offs entre tomar decisiones. El propósito de la economía es mirar los diferentes incentivos, activos y opciones que enfrentan las personas, las empresas, las escuelas y los gobiernos, y ver si hay alguna manera de mejorar los resultados.

Esto se hace mirando cómo la oferta y la demanda están relacionadas en toda la economía, explorando diferentes métodos de asignación e investigando cómo cambiar (y qué impactos hay de cambiar) la distribución de la riqueza.

Examen de costos y beneficios

El problema central en toda economía es explorar los diferentes costos y beneficios de las elecciones hechas por todos en una economía. Esto no es sólo el costo en dólares de una acción, sino también lo que se renuncia.

Cada vez que se construye un camino en un lugar, eso significa que no hay suficientes recursos para construirlo en otro lugar, por lo que los gobiernos deben planificar cuidadosamente la construcción para asegurarse de que cada proyecto obtenga el mayor beneficio posible dadas todas las alternativas disponibles. Del mismo modo, si una escuela decide construir un nuevo laboratorio de computación, no pueden usar ese dinero para contratar a un nuevo maestro, hacer renovaciones en las aulas o mejorar el menú del almuerzo escolar.

Cada opción hecha es un acto de equilibrio – tratando de asegurarse de que el beneficio que obtiene de una acción es mayor que el beneficio que obtendría de cualquier otra alternativa.

Oferta y demanda en toda la economía

En una escala más grande, cuando hay muchas personas que toman el mismo tipo de decisiones al mismo tiempo, la economía en su conjunto también necesita equilibrar las opciones de todos. Así es como aparecen “Oferta” y “Demanda”, y cómo se determinan los precios, afirma Francisco D’Agostino

Para más ejemplos sobre cómo se determinan los precios a través de la oferta y la demanda, lea nuestro artículo completo sobre la oferta y los ejemplos de demanda en el mercado de valores.

Oferta y Demanda se denominan “Fuerzas de Mercado”, grandes tendencias que resultan en un resultado de mercado u otro (como el precio de un bien, y cuánta contaminación se produce en la producción de esos bienes). Cuando la oferta y la demanda dan lugar a que un determinado número de bienes se produzcan y vendan a un precio determinado, se denomina “Resultado del Mercado”.

Controles de precios

Incluso en un sistema normal de oferta y demanda, el gobierno puede establecer controles de precios si una sociedad no está satisfecha con la asignación pura de precios de mercado. Esto puede ser cosas como la adición de impuestos adicionales para aumentar el precio, dando subsidios para disminuir el precio, o diciendo a los vendedores que no pueden vender un bien o servicio por encima o por debajo de ciertos precios, asegura Francisco D’Agostino

Francisco D’Agostino